Estadisticas web
Associació Cultural Amics de Vinaròs
Associació Cultural Amics de Vinaròs

CAMPAÑA DE EXCAVACIÓN 2018

RESUMEN.-

 

Entre el 2 y el 21 de julio se ha desarrollado la sexta campaña de excavaciones en el yacimiento arqueológico del Puig de la Misericordia de Vinaròs. Excavaciones que entran dentro del programa del Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas de la Diputación de Castellón, y que cuentan con el apoyo económico del Ayuntamiento de Vinaròs.

En la campaña del presente año han participado alumnos y voluntarios provenientes de la Universidad de Valencia, la Universidad de Barcelona y la Universidad de Castellón, así como de los institutos de enseñanza secundaria de la localidad, además de los peones.

Durante los veinte días que han durado los trabajos se han excavado tres recintos, y se han preparado otros para próximas campañas. Cabe destacar la excavación del recinto 15 de donde se ha sacado una abundante información debido a la gran cantidad de material recuperado. Ello ha sido debido a que este recinto sufrió un fuerte incendio, lo que ocasionó que se quedasen en su lugar todos los materiales que se encontraban en el recinto en el momento del incendio, materiales que han sido recuperados 2600 años después. Así podemos destacar las abundantes vasijas a mano, muchas de ellas completas, también cerámicas a torno provenientes del comercio fenicio. Han sido abundantes también los materiales de bronce y de hierro, y también el caso de los elementos orgánicos, como son los granos de cereales y carbones provenientes de las maderas de la construcción, lo que permitirá conocer que especies se cultivaban y los árboles que había en el entorno de este asentamiento.

Pero si ha sido importante el hallazgo de los elementos muebles, más aún lo ha sido el de los elementos arquitectónicos, como es el caso de los enlucidos y pavimentos y bancos de trabajo y vasares, que aún se encuentran en su lugar de origen. También restos de adobes y de pavimentos de la planta superior y de la techumbre. El hallazgo de un hogar y un horno muy bien conservado han sido otras de las sorpresas que ha aportado la excavación, todo ello juntamente con la perfecta conservación del edificio con unas paredes que alcanzan los 2’50 m. de altura, y que en algunos casos como hemos comentado se encuentran enlucidas, permitirá hacer un estudio pormenorizado del recinto. Se trata de un recinto de 20 metros cuadrados que presentaba un altillo en su parte noroeste y que sirvió para almacenar grano y seguramente para la realización de trabajos que aún se encuentran por determinar. Este recinto tiene una cronología que se puede situar provisionalmente entre la segunda mitad del siglo VII a.C. y el inicio del siglo VI a.C., es decir un momento cultural de la Edad del Hierro Antiguo.

En otro recinto se ha excavado un recinto a la que se accedía con dos escalones, y que tenía un estrecho pasillo que daba acceso a otro recinto que fue excavado en campañas anteriores. El recinto presentaba un banco corrido de mampostería junto a su pared noroeste. Por debajo del nivel de esta construcción, que se puede situar durante la segunda mitad del siglo VI a.C., se han encontrado niveles, uno de ellos con un hogar, que se pueden datar en el siglo VII a.C.

El tercer recinto excavado presentaba un gran hogar del siglo VI a.C., pero también por debajo de él se han localizado niveles de ocupación del siglo anterior. Ambos recintos han sido datados por las cerámicas ibéricas a torno, las primeras cerámicas locales realizadas con esta técnica alfarera, con unas producciones que caracterizarán las vasijas ibéricas a lo largo de 500 años.

En los recintos excavados para prepararlos de cara a próximas campañas se han identificado también interesantes elementos constructivos, como es el caso de escaleras, y también rituales como es el caso del depósito de losa restos de varios recién nacidos.

A partir de ahora, y a lo largo de los próximos meses se procederá a la limpieza, restauración y estudio de los diferentes materiales localizados en los trabajos de campo, y al estudio de todos los datos obtenidos, datos que han sido abundantes en cantidad y calidad.  Ello permitirá conocer más aún el singular asentamiento protohistórico del Puig de la Misericordia de Vinaròs, yacimiento que tanto como avanzan las diferentes campañas de excavación confirma y supera las expectativas que se habían puesto en él, siendo especialmente destacable la buena conservación de las estructuras arquitectónicas y de los materiales, lo que unido a sus características funcionales de una residencia fortificada de la élite social, hacen de él uno de los yacimientos arqueológicos de mayor interés de la etapa preibérica e ibérica.

 

ARTURO OLIVER FOIX.

Durante el mes de Julio, se está llevando a cabo la campaña de excavación al Puig de la Misericordia. Los trabajos se han centrado en cuatro recintos, pro el más interesante corresponde al que se comenzó a excavar en la campaña de 2016, y tal como se esperaba los trabajos al recinto 15000 están aportando un conjunto muy interesante de material. El recinto, una gran habitación que tenía un altillo. Fue destruida de forma violenta y por tanto se ha conservado todo el material en su lugar, tal y como lo tenían el día que se incendió hace mas de 2500 años.

Los trabajos de excavación han sacado a la luz un gran conjunto de varos cerámicos hechos a mano así como algunos fenicios hechos a torno. Algunos de los vasos, los de dimensiones pequeñas, se han conservado completos. No han tenido tanta suerte los grandes vasos contenedores, sobre los que cayó todo el pavimento de la planta superior, por tanto quedaron muy destruidos.

Por otro lado, hay abundante material metálico, tanto de bronce como de hierro, destacando un cuchillo de hierro y un broche de bronce. También se está documentando abundantes granos de cereales, así como carbones procedentes de la combustión de la estructura arquitectónica de madera, como son las vigas del techo, lo que permitirá conocer las diferentes especies vegetales del entorno del yacimiento.

En cuanto a la arquitectura y debido a la buena conservación del edificio, se puede ver muy bien como estaba construido el recinto, así como los diferentes materiales utilizados y tipo de acabado.

El conjunto se puede datar durante la primera mitad del siglo VI a C, un momento que corresponde culturalmente al Hierro Antiguo y que es la base de la Cultura Ibérica.

En resumen la campaña está siendo excepcional en cuanto a resultados tanto de elementos muebles como inmuebles.

Una vez más, el yacimiento vinarocense nos sorprende.