Estadisticas web
Associació Cultural Amics de Vinaròs
Associació Cultural Amics de Vinaròs

campaña de excavación 2020

TODA LA INFORMACIÓN GRÁFICA DE LA CAMPAÑA

LA PUEDES VER EN LA SECCIÓN EN VALENCIÀ

La campaña de excavaciones promovida por el Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas de la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Vinaròs en el yacimiento del Puig de la Misericòrdia del presente año, tiene como objetivo dejar por finalizada la excavación de los niveles del siglo VI a.C. del edificio fortificado. Con ello se sacará a la luz  el espectacular complejo constructivo, quedando los niveles del siglo VII a.C. para próximas campañas.

 

Los trabajos de campo se llevarán a cabo del 6 al 25 del mes de julio en el que participan 3 arqueólogos 7 peones y estudiantes voluntarios del grado de Historia y Arqueología provenientes de las universidades Jaume I de Castellón, Universidad de Valencia, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad de Barcelona y Universidad de Sevilla.

 

 

1ª semana

Los trabajos de esta semana se han centrado en la excavación de los recintos 31000 y 32000, ambos afectados por la cimentación de la cruz. El primer recinto presentaba un relleno de piedras, tierra y material constructivo procedente del derrumbe del edificio, en este nivel se localizó un hogar que en su día estuvo situado en la planta superior del edificio, así como restos humanos de recién nacido. Por debajo de este nivel de derrumbe se localiza un nivel formado por tierra con abundantes cenizas y de donde provienen la mayor parte de los hallazgos cerámicos, restos de molinos y de fauna, así como los restos de una fíbula de bronce. El  recinto presenta como suelo de ocupación la roca natural del terreno regulada con tierra y cal.

En cuanto al recinto 32000 presenta un desarrollo estratigráfico parecido, así como del material hallado, no obstante sobre la roca se han localizado muy destruidos por la construcción del edificio, los restos de la ocupación del siglo VII a.C.

los niveles del siglo VI a.C. resultan pobres en cuanto a hallazgos ya que el asentamiento fue abandonado y amortizado de forma pacífica, por lo que se procedió a vaciarlo de contenido, todo lo contrario de lo que pasó en la etapa anterior cuyo final fue violento y por tanto los materiales quedaron en su sitio.

 

2ª semana

Se ha procedido a la excavación de un gran espacio, recinto 25000, cuya excavación se había iniciado en la campaña del año pasado. Este espacio posiblemente abierto a modo de patio en gran parte de su extensión, presenta una escalera de acceso a la planta superior del edificio. Se ha localizado el suelo que está realizado con tierra batida, endurecida por su uso, sobre él hay un gran hogar.  El recinto tiene  acceso directo desde la entrada del edificio, al contrario que el resto de los recintos, cuyo acceso se realiza a través de un pasillo que los comunica y que también se inicia en la parte de la puerta del edificio.  Todo ello pertenece a la ocupación del siglo VI a.C.

En cuanto a los materiales, tal y como se ha indicado en los hallazgos de la semana anterior son más bien escasos y muy deteriorados.

 

3ª semana

 

En la última semana de trabajo se ha finalizado la excavación de los recintos 25000, 31000 y 32000.  En el primero de ellos se ha excavado hasta el suelo de ocupación del siglo VI a.C., en donde se ha localizado un gran horno y el acceso al recinto junto a la escalera. El suelo está realizado de tierra apisonada por el uso. Queda la duda si este espacio tuvo cubierta o fue un espacio abierto y tan solo cubierto por un pequeño porche que podría estar denunciado por la base de una columna.
En próximas campañas se procederá a levantar el suelo y continuar la excavación en niveles que podrían corresponder al siglo VII a.C., aunque según parece, ya que en algunos puntos del recinto aflora la roca, la potencia de estos niveles no será muy grande.


En el recinto 31000 se ha terminado de excavar los niveles anteriores al siglo VI a.C. que quedan reflejados en trozos de muros y pavimentos, todo muy deteriorado por las ocupaciones posteriores, destacando la roca natural que se encuentra muy pulida debido a que en su día sirvió como suelo de circulación.  En este recinto se ha dejado una columna estratigráfica en donde queda reflejada la evolución del asentamiento desde el siglo XX d.C. al VII a.C.


Tras la excavación de estos tres recintos se ha trasladado los trabajos a la zona periférica sur, por donde se supone se accedía al edificio. En esta zona que en principio parecía que tenía tan solo niveles de derrumbe y relleno, se han localizado restos de paredes y unas bases circulares pertenecientes a una cronología incierta de la Cultura Ibérica. Se espera poder datar estas estructuras con mayor precisión en próximas campañas.

 

También se han localizado bancales de cultivo medievales, uno de ellos podría corresponder a un momento andalusí final, siglos XII-XIII. Esta zona junto a los niveles del Hierro Antiguo, siglo VII a.C., de los recintos 25000 y 15000, serán el objetivo de trabajo para las dos próximas campañas de excavación.


Los materiales recuperados presentan la misma tónica que las semanas anteriores, fragmentos de cerámica muy destrozada pertenecientes al Hierro Antiguo, a la Cultura Ibérica y a cerámica fenicia y de barniz negro romano en cuanto a las importaciones. Destaquemos el hallazgos de un colgante de piedra pulida y la abundante presencia de fragmentos de molinos.